Las 10 preguntas poderosas para conocerte a ti mismo

by Vicente Ferrio
Visto: 263

“Conócete a ti mismo”, así decía el oráculo de Delfos en el templo dedicado a Apolo en la antigua Grecia. Sócrates dedicó su vida a esa búsqueda del autoconocimiento, y nosotros 2.500 años después seguimos preguntándonos lo mismo.

¿Quién soy?

¿A dónde voy?

¿Cuál es el sentido de mi vida?

El conocimiento y la interpretación del fenómeno humano siempre han estado en el origen de todas nuestras inquietudes. Y en esta sociedad del conocimiento no podía ser menos, nos sigue persiguiendo y va a más. Estamos sobreestimulados con información que nos satura y nos supera. Tenemos que elegir y eso nos genera ansiedad. ¿Te resulta familiar?

Pues de eso se trata esta reflexión. Yo también me identifico con esa sensación de saturación y desorientación que probablemente hayas sentido.

Ahora quiero plantearte una serie de preguntas y que te tomes tu tiempo en responderlas, con congruencia y sin complejos. Eres tú contra ti mismo, nadie más.

Y después de responderlas, saber dónde te encuentras, a dónde quieres llegar, y preparar un plan de acción para lograrlo. Pero nada de esto es posible sin una reflexión sincera, una mirada introspectiva donde detectes tus carencias y defectos. Es decir, una autoauditoría en toda regla.

El reto de elegir

Recuerda que no existen premios ni castigos, tan solo consecuencias de tus decisiones, y que cada uno lo interpreta y procesa según sus creencias o la información que asimila, pero de lo que no hay duda es que estas consecuencias y el aprendizaje que tengas determinará y condicionará tu vida.

Solo conociéndote a ti mismo podrás alejarte de la mediocridad, esa mediocridad que te aleja de la excelencia que llevas dentro, ese talento que solo tú conoces.

Y para recuperar esa excelencia, ese flujo, necesitarás iniciar un proceso de cambio personal. Lo primero es saber quién eres, ser consciente de ti mismo y asimilar qué tienes que cambiar para reinventarte.

Solo vas a cambiar de verdad cuando te des cuenta de las consecuencias de no hacerlo.

 “Estamos condenados a ser libres, porque no elegimos nacer, y una vez que estás en el mundo eres responsable de todo lo que haces”

J.P.Sartre

Detona un cambio y define tu estrategia.

Para detonar este cambio necesitarás proactividad, energía y constancia. No es una tarea, es una estrategia, es tomar decisiones y realizar acciones que afectan a nuestro futuro.

Reinventarte no es una opción, es una necesidad, abrazando la incertidumbre, perdiendo el miedo al cambio y ganando tu libertad personal. Esa incertidumbre te dará creatividad y buenas ideas, la semilla para tu libertad.

Te pido ahora que te remontes a tus orígenes y recuerdes como te educaron. Haz memoria para recuperar estos tres conceptos, tres factores educativos que sin duda existieron aunque no los asimilaras como tales:

1-  Tu factor cognitivo: como aprendiste a pensar

2-  Tu factor emocional: como aprendiste a reconocer y controlar tus emociones

3-  Tu factor moral: como asimilaste valores morales básicos

¿Te suena de algo? No te preocupes si no lo recuerdas, seguro que recuperándolos serás capaz de armonizar mejor con tu entorno y enfocarte en lo que quieres, sin dispersarte, renunciando a vivir una vida irreal, la que te han impuesto, que tú has aceptado y quizás es ajena a tus intereses.

Elegir y renunciar

Hay que tener el coraje de decir no a muchas cosas para no perder de vista el objetivo de lo que cada uno quiere llegar a ser. Es fundamental que salgas de tu zona de confort y te adentres en la zona de incertidumbre.

Si tienes miedo, estas de enhorabuena, vas por el buen camino, porque en cuanto abrazas la incertidumbre, el miedo desaparece. Solo así potenciarás tu creatividad buscando soluciones y no excusas.

¿Y qué hago entonces?

Si has tomado la decisión de dar el primer paso para reinventarte, ya has hecho lo más importante, ahora piensa en grande y márcate metas realistas. Te doy seis claves para que las tengas en mente cada día, como un mantra:

1-  Trabaja tu autoconocimiento

2-  Alimenta tu desarrollo personal

3-  Toma conciencia de tu talento y capacidades

4-  Mejora tu habilidad de comunicar tus ideas de forma empática y asertiva

5-  Gana en imagen y credibilidad, es decir, se consistente

6-  Créetelo y confía

Para acabar, te pido que te enfrentes a tus circunstancias actuales, profesionales y personales, y que te reserves al menos 30 minutos de tranquilidad sin interrupciones, con boli y papel, para que te hagas y respondas estas diez preguntas, solo diez:

¿Qué espera la vida de mí?

¿Hay algo que puedo hacer yo y nadie más que yo?

¿Tengo alguna idea que desearía muchísimo desarrollar?

¿Acaso he dejado de hacer aquello que tanto me apasionaba a causa de las limitaciones que me he impuesto?

¿Soy capaz de amar algo o alguien?

¿Qué he hecho hasta ahora con mi vida?

¿Qué quiero hacer a partir de ahora?

 ¿Dónde quiero ir?

 ¿Cuál es mi plan de acción?

 ¿Qué puedo hacer para liberar mi autentico talento?

Con este ejercicio busco que te enfrentes a ti mismo, cara a cara, con congruencia y autenticidad. No dejes de hacerlo.  

“Todos tenemos un propósito en la vida, quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”

F.Nietzsche

 

Descarga gratis el ebook

“6 Claves para Cambiar de Carrera y Seguir tu Talento”

con ideas prácticas para conectar tu carrera con tu talento.



Déjanos tus comentarios

Comentarios

  • No comments found