El coste de dejar un trabajo “seguro”

Dejar tu trabajo “seguro” en una empresa por el que te pagan a final de mes no es fácil.

No es fácil, principalmente porque supone pasar de una situación “cómoda” a un futuro incierto en el que sólo vas a depender de ti mismo.

Realmente no hay mucha diferencia si te pagan mejor o peor o si te gusta más o menos, pues eso sólo va a adelantar o atrasar tu decisión de salir de ahí cuando antes.

Y ese momento llega cuando te das cuenta de lo vulnerable y frágil que es tu situación, y que podrías estar dedicando tu vida y tu energía a metas con más propósito que vender tu tiempo a cambio de un salario y unas promesas inciertas de “crecimiento y seguridad” en una empresa.

Porque en el fondo sabes que ese trabajo tan “exitoso” en realidad significa trabajar demasiadas horas, entregar toda tu dedicación a la compañía y asumir como normal que tu vida empieza los viernes por la tarde y acaba los domingos cuando te acuestas pensando en el lunes.

El síndrome del trabajador quemado

Cada vez me escriben más lectores con verdaderos problemas de estrés e insatisfacción con sus trabajos.

Unos trabajos que empezaron con ilusión y motivación y que según van pasando los años les van robando la energía y agotando hasta el total aburrimiento.

Por mi experiencia en el mundo corporativo, antes o después todos pasamos por fases de desencanto y frustración, un punto de no retorno para muchos profesionales.

Y la primera medida que solemos tomar es tratar de equilibrar nuestra vida profesional y personal, haciendo más deporte o actividades y cambiando de actitud hacia el trabajo.

Porque aunque tener un trabajo es importante para nuestro desarrollo personal, no es suficiente si no te motiva y le encuentras un sentido, una razón superior a simplemente vender tu tiempo a cambio de dinero.

Intentar equilibrar tu vida personal y profesional te puede servir para aguantar muchos años o incluso el resto de tu vida en esa situación de frustración crónica, pero aun así hay mucha gente que antes o después acaban diciendo basta.

De hecho, cada vez somos más los que decimos basta en algún momento de nuestra carrera.

Decimos basta cuando entendemos que nuestra vida es demasiado importante como para dejarla en manos de las expectativas ajenas.

Desconozco tu situación en este momento, pero si tú también estás cerca de decir basta quiero decirte que no estás solo, no eres la única persona que busca algo más a lo que dedicar su única e irrepetible vida.

Tu prioridad ahora mismo

Si es así como te sientes, encontrar un propósito al que dedicarte haciendo lo que más te llena y te hace feliz debería ser una prioridad en tu vida, y créeme que eso es algo urgente porque mientras no tomes una decisión el tiempo correrá en tu contra.

Y desde el momento que decidas dar el primer paso, el tiempo correrá a tu favor, en la dirección que te interesa.

Y con razón me puedes decir que todo esto está muy bien, pero que una cosa es tener motivaciones, ideas y sueños, y otra muy distinta el dedicar tu vida a ello de forma profesional.

Totalmente de acuerdo, una cosa es seguir tu pasión y otra muy diferente es monetizar tu talento.

Es entonces cuando te asaltan las grandes dudas como:

  • ¿Y si fracaso y arruino toda la experiencia y proyección que he conseguido en el trabajo “seguro” que tengo ahora?
  • ¿Qué van a pensar mi familia y amigos si me atrevo a hacer una locura así?
  • ¿Cómo puedo estar seguro de querer dedicarme a algo diferente al trabajo que tengo ahora?

Y así podemos seguir con una lista interminable de miedos e incertidumbres.

Pero por encima de todo, piensa en el precio que pagarás si no haces nada ahora, 20 o 30 años más en un trabajo a medio gas para luego, si te queda algo de tiempo, salud y energía, poder disfrutar de tu jubilación.

Déjame hablarte de la importancia del esfuerzo constante aplicando el principio del efecto compuesto.

Sí, para simultanear tu plan B con tu trabajo actual, sólo necesitas dedicar de forma consistente, constante y enfocada, entre 1 y 2 horas al día a tu proyecto paralelo.

Causa-efecto: si lo haces, lo conseguirás, no hay más debate.

La importancia del esfuerzo constante

Tu transformación profesional, como tu vida, es un juego infinito, sin final, la clave es no parar y superar el valle del abandono, el que no superan 8 de cada 10 de los que lo intentan.

Ese valle del abandono sucede cuando después de mucho esfuerzo sin ver resultados, abandonas sin saber que si sigues intentándolo, en algún momento los resultados se van a disparar.

Aquí puedes verlo de forma gráfica:

Suena duro decirlo y pensarlo, pero mejor intentarlo ahora que arrepentirte de no haberlo hecho cuando pasen los años, ¿no crees?

Cada vez somos más los que queremos ser dueños de nuestra vida ahora, en este momento, y no dentro de demasiados años, y créeme el precio de esa libertad es increíble.

Pero esta decisión de seguir tu propio camino puedes hacerla muy fácil o muy difícil, todo depende de ti.

Por un lado está la puerta de la libertad y la incertidumbre, y por otro lado está la puerta de no hacer nada, seguir en lo cómodo y lo conocido. La falsa idea de seguridad que nos han inculcado.

Sin embargo, la vida me ha enseñado siempre que, ante la duda, lo más prudente es atreverte.

Y siguiendo ese lema, cada vez más mentes inquietas están creando sus propios “trabajos”, su propia forma de vida basada en su conocimiento, a su ritmo, disfrutando de su libertad, siendo dueños de su vida y haciendo lo que más les gusta y les hace felices impactando en los demás.

Todo ello sin hacer locuras, una transición progresiva, simultaneando tu proyecto paralelo con tu trabajo actual el tiempo que sea necesario.

Ahora te toca a ti

Si tú también estás en ese momento de tu vida, te he preparado esta masterclass gratuita donde te voy a contar cómo crear un Plan B profesional basado en tu conocimiento que te de la libertad, independencia y propósito que siempre has buscado.

En esta clase intensa y directa a lo esencial aprenderás 3 cosas:

  1. Las claves para transformar tu carrera y encontrar tu zona de influencia
  2. El sistema para convertirte en emprendedor del conocimiento
  3. El método que te va a generar clientes de forma constante

El objetivo es ayudarte a crear tu plan B profesional y lanzar tu negocio del conocimiento cuanto antes, para que refuerces tu carrera y te vendas como el experto que ya eres en tu tema.

Nos vemos en la masterclass.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap